¿Te ha pasado que cuando escuchas una película en inglés a veces logras comprender mejor un diálogo de un actor con respecto a otro?

Esto tiene mucho que ver con la dicción del actor y su procedencia.

Recuerdo muy claramente cuando tomé mis primeras clases de inglés para principiantes, nuestra profesora nos decía cuando escuchábamos los audios que encontraríamos que a ciertas personas las podríamos entender mejor que a otras y esto se debe justo a la región y el tipo de inglés de su procedencia.

No se escucha igual a una persona nacida en Nueva Zelanda que a un inglés de Inglaterra o a un estadounidense.
Y al igual que en México, cada país también presenta ciertos acentos.

En Estados Unidos, el inglés del sur, por ejemplo en Texas, es diferente al de Nueva York. El inglés británico varía entre las ciudades de Londres, Mánchester o Glasgow.

Y al igual que los acentos, también llega a existir variantes en su vocabulario y forma de expresarse, tal y como lo vivimos en el español.

ingles-x-americanos

Si bien existe un inglés universal, existe también variantes de acuerdo a la procedencia de la persona quien lo habla.

Y lo mismo pasará con la persona que aprenda este idioma.

Otro aspecto importante a considerar, además de las diferencias en la acentuación geográfica, es que en el inglés también existen variantes en su ortografía y es más notorio en cuanto al vocabulario.

Esto es: si en un inglés norteamericano se escribe color, en un inglés británico sería colour, esto en cuanto ortografía y es solo un pequeño ejemplo.

Si observamos el vocabulario, vemos que mientras en Estados Unidos le dicen “aparment” a un departamento, en Inglaterra se le dice “flat”, o al cine en Estados Unidos le dicen “the movie”, mientras que en Inglaterra lo llaman “the cinema”.

Estos mismos cambios, ajustes, modismos, particularidades o como gustes llamarlos, se observan en varios puntos de su gramática, impactando en las preposiciones, en el manejo de algunos verbos, pronombres, entre otros.
De ahí que para los que ya entienden un poco sobre este idioma, llegan a reconocer la nacionalidad o el tipo de escuela de su inglés.

Por lo tanto, en una insitución que ofrece los servicios de idiomas, es interesante saber qué tipo de inglés imparten ahí.

Si será un inglés británico o será un inglés estadounidense.

Para algunos les será importante conocer esta diferencia, mientras que para otros les será totalmente indiferente.
Al final, aprenderás a hablar el idioma y tal como nos sucede con el español, tendrás que aprender las particularidades del idioma al país que se visite.

En nuestro caso también tenemos complicaciones, ya que no es lo mismo hablar con un argentino que con un gallego o un mexicano, si bien a final de cuentas nos podremos entender, habrá frases o modismos al igual que el acento que nos complique una conversación fluida al principio.

Ya con el tiempo, estas diferencias se salvan y es así como vamos ampliando nuestros horizontes en cuanto a los idiomas.

Así que ya sea al estilo británico o yankee, lo importante es comenzar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *