Definitivamente no se puede reemplazar el momento a la hora de recibir los envíos de paquetería o mensajería, especialmente cuando un destinatario recibe noticias de los seres queridos, o una revista o periódico de alta calidad, una carta con información sensible o incluso materiales de marketing de alta calidad.

La conexión física de recepción y apertura del correo no puede ser reemplazada por el correo electrónico, pero los canales digitales y físicos desempeñan un papel importante en las campañas de marketing y servicio al cliente para esta industria.

Al implementar un modelo híbrido donde lo físico se combina con lo digital tiene un mayor alcance que permite a las empresas llegar a las personas donde ya están físicamente y complementar esa oferta con complementos digitales o viceversa.

De cualquier manera, el alcance híbrido moderniza el correo tradicional y mejora la experiencia general del cliente más allá del ámbito digital, lo que promete incrementar las habilidades de marketing y servicio al cliente tanto de las marcas como del mismo servicio postal.

Dado que la experiencia digital desempeña un papel cada vez más importante en la vida de los consumidores, es fundamental que los servicios postales desempeñen un papel importante en la prestación de sus servicios y productos fáciles de usar a través de dispositivos y aplicaciones móviles.

La mayoría de los servicios posventa tecnológicamente avanzados tienen un conjunto de aplicaciones y/o cuadros de mando que pueden informar a los clientes si reciben correo o un paquete, qué aspecto tiene, cuándo llegará y confirmación de entrega.

O tener también la capacidad por parte de los destinatarios para recibir el correo a un tiempo de entrega determinado.

A medida que estas tecnologías maduren, las características avanzadas de opt-in intercambiarán un servicio al cliente a un nivel más alto para obtener más información sobre ese consumidor, lo que creará oportunidades para que las marcas entreguen anuncios más orientados digitalmente a direcciones físicas a través de esas aplicaciones de seguimiento.

Vemos entonces que lo que se está consiguiendo a través de introducir un modelo híbrido, donde lo físico se une a lo digital y en donde el cúmulo de datos se pueden descomponer y agrupar en grandes cunas de información ayudará entonces a fortalecer aún más los programas de gestión de relaciones con y entre clientes.

Aquí, técnicas y herramientas que permiten gestionar la base de datos de los clientes a través de un CRM proporcionan una visión más granular para las empresas y un mayor control para el consumidor.

Los destinatarios pueden modificar las preferencias de entrega, incluyendo dónde dejar los paquetes en una residencia, qué horas de entrega y cuán frecuentes necesitan los envíos periódicos y los expedidores pueden adaptar anuncios a las personas que están rastreando paquetes específicos.

Con la entrega híbrida digital, las marcas pueden incluir más fácilmente manuales de productos digitales, instrucciones y catálogos para acompañar las entregas físicas del producto, lo que ahorra recursos para beneficios económicos y ambientales.

Y en un futuro próximo, las marcas podrán mejorar su soporte al cliente triangulando las quejas de los medios de comunicación social con las oficinas de correos cercanas y el historial de pedidos para identificar quién es el cliente para resolver su queja de una manera agradable y útil.

Invertir en soluciones que proporcionen una gestión proactiva de los problemas de CRM desempeñará un papel clave en la provisión de tiempos de respuesta excepcionales y en la resolución de problemas a medida que se produzcan en las futuras empresas de entrega de envíos de paquetería y postal.